Servicios a la empresa

Expedientes de regulación

ERE vs. ERTE

Durante la situación de pandemia ha sido muy habitual que las empresas adoptaran medidas laborales de carácter colectivo denominadas ERE (Expediente de regulación de empleo) y ERTE (Expediente de regulación temporal de empleo). ¿En qué consiste cada uno de ellos?

Expediente de Regulación de Empleo (ERE)

El expediente de regulación de empleo consiste en la extinción por parte de la empresa de contratos de varios trabajadores (más de 10 en empresas que ocupen menos de 100 trabajadores, el 10% cuando ocupen entre 100 y 300 trabajadores, y 30 trabajadores cuando ocupen más de 300 trabajadores), por causas económicas, organizativas, técnicas y de producción debidamente justificadas.

A diferencia del ERTE, que tiene carácter temporal, el ERE tiene carácter definitivo, puesto que supone la extinción de los contratos de los trabajadores afectados.

El procedimiento establecido para el mismo viene regulado en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, y debe existir un período de consultas con los representantes de los trabajadores.

La indemnización que corresponde percibir a los trabajadores afectados es de 20 días por año trabajado, con un máximo de doce meses. Ahora bien, dicha indemnización puede ser mejorada mediante acuerdo alcanzado entre la empresa y los representantes de los trabajadores.

Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE)

Consiste en la suspensión de los contratos de trabajo de los trabajadores afectados, o la reducción de la jornada laboral de los mismos entre un 10 % y un 70%.

Requiere la autorización de la autoridad laboral, porque durante el período de tiempo correspondiente a la suspensión o reducción el trabajador tiene derecho a percibir la prestación por desempleo (70% de la base de cotización de los 180 últimos días trabajados durante los 6 primeros meses y 50% a partir de entonces hasta un máximo de dos años), en la parte proporcional de jornada que tenga suspendida o reducida.

A diferencia del ERE, y como su propio nombre indica, el ERTE tiene carácter temporal, no definitivo.

Debe justificarse en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción debidamente justificadas, o por causa de fuerza mayor, como ha ocurrido durante la situación de pandemia con motivo del Covid-19. 

FAQs

  • Los socios no responderán personalmente de las deudas sociales.
  • Única contabilidad para la sociedad.
  • Sometida al Impuesto sobre Sociedades, al tipo fijo del 25%, que será del 15% para las sociedades de nueva creación que realicen actividades económicas, durante el primer periodo en que se obtengan beneficios y el siguiente.
  • Retribución de los Administradores de la sociedad, según se determine estatutariamente.
  • Posibilidad de entrada de nuevos socios, bien sea mediante compraventa de participaciones / acciones, bien sea mediante ampliación del capital social.
  • Exención en el Impuesto sobre transmisiones Patrimoniales por la venta de participaciones / acciones.

Comprobar la titularidad y el estado de cargas de la vivienda, mediante la información del Registro de la Propiedad donde se halle inscrita, para verificar quien es su verdadero titular.

Calcular el coste fiscal para el comprador.

Concreción del precio, forma de pago e intereses, en caso de aplazamiento.

Comprobación de otros gastos de la operación si hay hipoteca y de la inmobiliaria, si interviene.

Efectuar el pago del Impuesto dentro del mes siguiente a la escritura, e inscribirla en el Registro de la Propiedad correspondiente.

Primero hay que averiguar si otorgó testamento, pues en tal caso será éste el que regirá la sucesión.

Para ello, con el certificado de defunción, se solicitará certificación del Registro General de Actos de Última Voluntad, que informará si otorgó testamento, y en tal caso, la fecha y el Notario donde lo realizó.

En él, deberá haberse respetado cuanto mínimo la LEGÍTIMA de los hijos, que consiste en la 1/4 parte del valor de los bienes de la herencia, a repartir entre todos ellos, y que tienen derecho a reclamar del heredero caso de que no alcance tal valor.

De no existir testamento, según la ley catalana, resultarán herederos los hijos, a partes iguales, y usufructuario de los bienes hereditarios el cónyuge viudo, previa tramitación de la “declaración de herederos” ante Notario.

Si lo prefieres puedes hablar con nosotros mediante este formulario

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.