Servicios a la empresa

Constitución de sociedades

Quieres empezar una actividad empresarial con una o más personas pero no tenso claro como hacerlo?

Cuando junto con otra persona (u otras) quieres iniciar una actividad mercantil, negocio o empresa, ya sea comercial, industrial o de servicios, puedes recòrrer a la figura de la Sociedad Mercantil para emprenderlo.

La legislación también admite la existencia de sociedades unipersonales, por lo tanto, aunque seas tú solo quién quiere iniciar una actividad empresarial, también puedes optar por la Sociedad Mercantil.

A pesar de existir las Sociedades Civiles, desde que están sometidas al Impuesto sobre sociedades, han dejado de utilizarse, con la excepción de las Comunidades de Corderos, que tienen la característica principal de simplificar los trámites a los copropietarios.

La Sociedad Mercantil más utilizada es la Sociedad de Responsabilidad Limitada (SL), seguida de la Sociedad Anónima (SA).

La diferencia entre los dos tipos de sociedades es, basicament, la cantidad de capital social necesario que tienen que aportar los socios por su constitución.

Si quieres crear una SL, cada socio tendrá que aportar 3.000 euros, que se representarán en participaciones sociales. Si el que quieres es constituir una SA, el capital social que tendrá que aportar cada socio será de al menos, 60.000 euros (que se representarán en acciones).

 

Para constituir una SA, necesitarás la intervención de un experto independiente que verifique el valor de las aportaciones no dinerarias que se hagan por el desembolso del capital social.

Las ventajas que te puede proporcionar la sociedad mercantil son los siguientes:

  • Los socios no responderéis de las deudas sociales
  • Solo requiere llevar una única contabilidad por la sociedad
  • El impuesto sobre sociedades que graba la sociedad es del 15% por las sociedades de nueva creación durante el primer ejercicio que tienen beneficios y el siguiente. El tipo normal de sociedades es del 25%.
  • La retribución del socios se determinará en los Estatutos de la Sociedad.
  • Permiten la entrada de nuevos socios. Esta puede producirse a través de la compraventa de acciones o participaciones, o también haciendo una ampliación del capital social de la empresa.

La transmisión de participaciones o de acciones está exenta del impuesto sobre transmisiones patrimoniales.

FAQs

  • Los socios no responderán personalmente de las deudas sociales.
  • Única contabilidad para la sociedad.
  • Sometida al Impuesto sobre Sociedades, al tipo fijo del 25%, que será del 15% para las sociedades de nueva creación que realicen actividades económicas, durante el primer periodo en que se obtengan beneficios y el siguiente.
  • Retribución de los Administradores de la sociedad, según se determine estatutariamente.
  • Posibilidad de entrada de nuevos socios, bien sea mediante compraventa de participaciones / acciones, bien sea mediante ampliación del capital social.
  • Exención en el Impuesto sobre transmisiones Patrimoniales por la venta de participaciones / acciones.

Hoy en día no se hace preciso más de una persona, toda vez que la ley posibilita la existencia de sociedades unipersonales.

La unipersonalidad puede ser inicial, desde el momento de constitución de la sociedad, o sobrevenida, predicable de la sociedad constituida por dos o más personas, cuando todas las acciones o participaciones hayan pasado a ser propiedad de un único socio.

La constitución de una sociedad unipersonal, la declaración de tal situación como consecuencia de haber pasado un único socio a ser propietario de todas las participaciones o acciones, la pérdida de tal situación o el cambio del socio único como consecuencia de una transmisión, se harán constar en escritura pública que deberá inscribirse en el Registro Mercantil. En la inscripción se expresará necesariamente la identidad del socio único.

Transcurridos seis meses desde la adquisición del carácter unipersonal sin que esta circunstancia se hubiere inscrito en el Registro Mercantil, el socio único responderá de las deudas contraídas durante el periodo de unipersonalidad. Inscrita la unipersonalidad, el socio único no responderá de las deudas contraídas con posterioridad.

No, la aportación dineraria es sólo una de sus formas. En las sociedades de capital pueden ser objeto de aportación cualesquiera bienes o derechos susceptibles de valoración económica.

En ningún caso podrán ser objeto de aportación el trabajo o los servicios.

La realidad de las aportaciones dinerarias deberá acreditarse ante el Notario autorizante de la correspondiente escritura, salvo en el caso de la constitución de sociedades de responsabilidad limitada, si los socios fundadores manifiestan en la escritura que responderán solidariamente frente a la sociedad y frente a los acreedores sociales de la realidad de las mismas. 

Las aportaciones no dinerarias deberán describirse en la escritura de constitución o en la de ejecución del aumento del capital, con sus datos registrales, si existieran, la valoración en euros que se les atribuya, así como la numeración de las acciones o participaciones atribuidas por la respectiva aportación.

Si lo prefieres puedes hablar con nosotros mediante este formulario

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.