La pensión de alimentos y la pensión compensatoria

Cuando se produce la ruptura de un matrimonio o de una pareja de hecho, uno de los cónyuges puede solicitar al otro el percibo de una pensión de alimentos, cuyo cálculo se basa en las necesidades de la persona que lo solicita en relación a los gastos derivados de la vivienda habitual, vestimenta y alimentos.

En cambio, la pensión compensatoria se basa en que ambos cónyuges tengan unos ingresos igualitarios y se tendrá en cuenta la situación económica de los dos en el momento de la ruptura.

Por ello, es necesario revisar las necesidades de cada cónyuge, las circunstancias que se produjeron cuando se produjo la ruptura y los derechos de cada uno de pedir esta pensión compensatoria y también la de alimentos o sólo una de ellas.

Para más información sobre dichas pensiones os dejamos el siguiente enlace: pensión compensatoria y de alimentos.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Si lo prefieres puedes hablar con nosotros mediante este formulario

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.